Ariel Costas

¿Por qué Gemini en vez de «la web»?

Hace unos días hice el salto definitivo a Gemini: sustituí mi sitio web personal por una cápsula Gemini, con proxy a HTTPS para aquellas personas que lo quieran. Ahora bien ¿por qué pasar a Gemini? ¿Que problemas tiene la Web?

Los problemas de la Web va a quedar para otro momento, porque es un listado muy grande y sobre el que se puede profundizar bastante. Sin embargo, la elección de Gemini es más fácil de explicar, y es lo que vengo a comentar hoy.

Sencillez

De acuerdo con "The reckless, infinite scope of web browsers", por Drew DeVault, los estándares del W3C suman aproximadamente 114 millones de palabras.

Si sumas la cantidad de palabras combinadas de los estándares C11, C++17, UEFI, USB 3.2 y POSIX, todos los 8754 RFCs publicados, y la cantidad de palabras combinada de todo lo que hay en la lista de Wikipedia de novelas más largas, te quedarías a 12 millones de palabras de las especificaciones del W3C. Drew Devault - The reckless, infinite scope of web browsers

Es por tanto IMPOSIBLE implementar un nuevo navegador web desde cero. De hecho, es tan complicado de mantener que algunos navegadores han pasado de mantener sus propios motores web a usar Chromium/Blink (Opera, Microsoft Edge...).

¿Y como se compara esto a Gemini? La especificación de Gemini tiene en total 5300 palabras. Por tanto, es miles de veces (sin exagerar) más sencillo hacer un cliente o servidor Gemini que un navegador Web.

Privacidad

En Gemini no existen tales cosas como Google Analytics, Facebook Pixel, Cookies, Fingerprinting, User-agent y demás mierda que usan las páginas web para espiarte todo lo que pueden. En Gemini el cliente pide una URL y el servidor le manda el texto.

Los únicos datos que puede sacar de tí Gemini es tu IP, las peticiones que haces A SU SERVIDOR, y cuando se hicieron esas peticiones. Si nos ponemos a enumerar los datos que puede obtener un sitio web de cada usuario, podemos pasarnos aquí horas.

Seguridad

Un navegador Gemini es mucho más ligero que uno Web, por lo que su base de código es más reducida, y su superficie de ataque también disminuye. Gemini obliga a usar TLS, con lo que es imposible que haya ataques MITM o similares por conexiones no cifradas. Tampoco hay JavaScript, que te expone a mil y una vulnerabilidades, por ejemplo.

Y por estas razones elijo Gemini y no la Web. La web es un vertedero lleno de basura al lado de Gemini, y esto no va a cambiar.