Ariel Costas

Los dolores de cabeza que produce Android

Cualquiera que tenga un smartphone que no sea de Apple tiene experiencia con Android, o cualquiera de las variantes propias de cada fabricante de móviles. Hoy vengo a quejarme de Android, en general, y de cómo para mí como usuario resulta un dolor de cabeza cualquier cosa que no sea usar una app para algo específico.

Navegación Web

Para empezar, en Android tienes AL MENOS un navegador preinstalado: Google Chrome. Adicionalmente, tu fabricante puede haber decidido haber incluído otro navegador, que no usará casi nadie pero que tienes que comerte con patatas instalado, y no puedes eliminarlo. Más o menos como lo que hace MS Windows con Edge.

Luego tampoco puedes desinstalar Chrome, el producto monopolístico por excelencia de Google, con lo que si eres usuario de Firefox o quieres un navegador con bloqueo de basura (publicidad, scripts de seguimiento, banners de cookies y demás) vas a tener que tener ambos.

Además, en cuanto a experiencia como usuario de la Web en móvil: no puedo ser el único al que le quedan 10-15 pestañas abiertas en el navegador cada pocos días, y tengo que cerrarlas a mano o verlas. Claro, como no hay forma de mandarlas al ordenador para ver más tarde que no sea con Chrome, las dejas abiertas para poder leerlas cuando vuelvas. Y mientras tienes 20 pestañas abiertas y tienes que ir con cuidado de no buscar desde una y olvidarte la web en la que estabas y querías ver más tarde.

Gestión de archivos

No hay un explorador de archivos ni una estructura de carpetas para cada cosa. No tienes una carpeta "tuya" con todas las imágenes, música y demás que tienes, para poder conectar al ordenador faćilmente y copiar. No, tienes varias carpetas para lo mismo, que cada programa usa de una forma distinta, y te deja ahí su basura por medio. ¿Reproductor de música? Te vas a encontrar archivos de ese programa ahí ¿Syncthing? Tendrás los archivos de estado de sincronización ahí.

Luego ya es de alucine para buscar fotografías o ver las descargas, porque tienes una aplicación de descargas pero que no cuenta lo que has descargado en otras aplicaciones que no sean navegadores, como música con NewPipe. Por no hablar de que las descargas se quedan ahí ocupando espacio permanentemente. Porque aparentemente somos tan estúpidos los usuarios que los desarrolladores no quieren que gestionemos nuestros archivos directamente.

Por último aquí está la edición de archivos y cosas. NO hay un puto lector de texto plano, ni un visor de PDF que no sea Google Drive o el que incluya el fabricante (que también da asco). Algunos móviles ni tienen aplicación de galería para ver y modificar fotos, que te obliga a usar Google Photos aunque no quieras tus fotos sincronizadas con «la nube».

Conclusión

Y hay muchas cosas más que detesto de Android, pero que no me apetece pararme a explicar ahora. Las aplicaciones preinstaladas, el tema permisos, que el "ahorro de batería" predeterminado cierra apps cuando quiere aunque lo desactives y tengas el auto-start...

Esto es lo que pasa cuando dejamos que el sistema operativo líder en teléfonos móviles sea desarrollado en exclusiva por una empresa con el único objetivo de ganar dinero espiando a sus usuarios, y favoreciendo a los desarrolladores vagos por encima de los usuarios. Y de los fabricantes, que por encima del Android estándar te instalan toda su basura, que no quieres, pero te tienes que comer con patatas.